San Julián estuvo de cumpleaños y nosotros dijimos presente

Atravesamos un nuevo límite provincial e ingresamos a la última provincia argentina del continente, Santa Cruz. Tras un fugaz paso por Pico Truncado, la oportunidad de una feria en Puerto San Julián nos hizo partir rápido hacia nuestro segundo destino santacruceño. El viento y la nieve nos hicieron saber que ya estábamos muy próximos al sur del sur, por lo que el trayecto en la ruta se hizo lento. Como se ve en la foto, una nube de nieve nos esperaba pacientemente en el horizonte. Fueron días en que el país sintió una extensa ola polar y San Julián no fue la excepción, al punto de amanecer rodeados de blanco.

Ruta 3 camino a San Julian

san julian nevando

Recién llegados a San Julián

san julian nevado

Mañana blanca

Con el frío de afuera, andábamos a la búsqueda del calor de hogar. Allí fuimos recibidos por los geólogos (¡primera vez que conversamos con geólogos!) Pablo y Mariel que, acompañados por Alumina (su perra), serían nuestra tercera experiencia de Couchsurfing en menos de un mes. Como nos había sucedido en Rada Tilly, ellos nos hicieron sentir como en casa. Además, antes de llegar nos habían adelantado sobre la próxima Expo 2015 por el 114° aniversario del pueblo. Así fue que al día siguiente nos acercamos a las organizadoras del evento y pudimos hacer un trueque: un puesto en la feria para vender nuestras artesanías a cambio de talleres literarios para chicos en el marco de la Expo. Nosotros, chochos. En definitiva, en menos de 24 horas teníamos casa y trabajo.

san julian feria

Trabajando muy duro

Durante la semana previa al comienzo de la feria, junto a Pablo (además de geólogo, un virtuoso pintor) nos dedicamos a organizar todo lo necesario para nuestros puestos. Fueron días muy productivos y creativos. También se sumaron Mariel y la Colo (o Paola), que con sus búhos serían parte de nuestro stand. Podríamos decir que el balance de la feria, tras cinco tardes en el predio, fue positivo para todos nosotros. Si bien las ventas no fueron las esperadas, quedamos muy conformes y conocimos a muchos artesanos. Incluso, también tuvimos la oportunidad de brindar talleres literarios en el marco de la feria.

san julian feria

san julian cuadros

Los cuadros de Pablo.

Aun habiéndole dedicado mucho tiempo y esfuerzo a la Expo, no nos olvidamos de disfrutar de lo que ofrece San Julián y sus alrededores. En principio, aprendimos que es un pueblo que económicamente (y socialmente también) gira en torno a dos grandes mineras de la zona: Cerro Vanguardia, la más cercana, y Cerro Negro. La primera ofrece a sus empleados la posibilidad de alquilar una casa en el pueblo, como una especie de retribución por el desarraigo, ya que la gran mayoría de los empleados no son sanjulianenses. Todos los días a la mañana, tipo 5.30 horas, varios colectivos llevan a los empleados por casi 150 km hasta su destino y retornan después de las 19 hs. Eso lleva a que buena parte de la vida social y cultural del pueblo comience después de las 20 hs. En el caso de la segunda mina, Cerro Negro, como la distancia es mayor, sus empleados hacen lo que se conoce como “régimen”, como 7×7 o 14×14, es decir, una parte trabajando en el cerro y la otra de franco en el pueblo.

Uno de los principales recorridos para hacer es el circuito costero, que comienza en Playa La Mina, a unos 20 km, y va costeando el mar hasta retornar a San Julián por el norte. En ese camino, disfrutamos de puntos panorámicos, una lobería (aunque con pocos lobos), un faro, el Cabo Curioso (que marca el inicio de la bahía de San Julián), una cueva natural y varias playas. Gracias a Mariel y Pablo, aprendimos que, de no existir la Luna, la vida en la Tierra no sería posible, sino que todo estaría cubierto de agua, sin tierras llanas en superficie ni cerros.

san julian, Playa La Mina

Playa La Mina y su viento

san julian circuito costero

Recorriendo el camino costero

san julian cueva

En la cueva

san julian cuevaTambién aprovechamos para hacer algo de trekking y nos fuimos caminando hasta el Cerro Monte Cristo en el que, con sus 289 m sobre el nivel del mar, se realizó la primera misa en territorio argentino el 1ro de Abril de 1520, en el marco de la expedición de Magallanes. Para nuestro gusto, si bien la vista es incomparable en un horizonte de tanta meseta, creemos que el viento y la dificultad del camino hacen de esa primera misa un tanto incómoda. En fin, sobre gustos…

san julian cerro monte cristo

Cerro Monte Cristo

Y si de gustos hablamos, el pueblo también tiene su encanto. De tanto ir a la feria  y recorrer el centro, fue inevitable distraerse con la réplica del Nao Victoria, el barco con el que viajó Magallanes. Se trata de un museo, al cual no pudimos ingresar, pero que su fachada nos traslada a siglos atrás y a preguntarse con qué idea llegarían los conquistadores hasta esas latitudes. Por ejemplo, el Cabo Curioso recibió ese nombre porque Magallanes creyó haber encontrado el estrecho que comunica al Océano Pacífico, pero al encontrarse con la Bahía San Julián, bautizaron al otro extremo de ésta como Punta Desengaño. Evidentemente, la euforia por mejorar las vías comerciales generó grandes emociones y mayores frustraciones.

san julian nao victoria

Nao Victoria de festejo

Con amigos viajeros: Andrea, Pablo y Clement

Con amigos viajeros: Andrea, Pablo y Clement

san julian nao victoria

Tranquilidad de día

Otras postales del pueblo las completan el monumento a la Guerra de Malvinas, representado por uno de los aviones argentinos, los Mirage. Y también está la costa, enmarcada por un muelle de madera que invita a la poesía en esas tardes grises de viento. O, por qué no, a un intento (nuevamente fallido) de pesca, recostados en la playa.

san julian miragesan julian barcosan julian barcosan-julian-pescaEn definitiva, San Julián es un pueblo que ronda los 10.000 habitantes, que ofrece bellezas naturales y culturales que trascienden sus límites geográficos, y que cuenta una historia que nos lleva hasta los inicios de la conquista española. Incluso, nosotros lo conocimos a través de dos películas que se filmaron allí: Iluminados por el fuego e Historias mínimas. Un lugar por demás interesante para visitar y quedarse un buen tiempo. Así hicimos nosotros y la ruta nos volvió a llamar. Nos alejaremos por un poco de la costa, Comandante Luis Piedra Buena nos espera.

Nuestra familia en San Julián. Juan-Soli-Pablo-Mariel-Colo y Alu

Nuestra familia en San Julián.
Juan-Soli-Pablo-Mariel-Colo y Alu

¡Abrazos viajeros!

One Reply to “San Julián estuvo de cumpleaños y nosotros dijimos presente”

  1. Muy buenas las fotos y la historia!! Con gusto y entusiasmo espero las noticias de ustedes (por
    que los amo y extraño) y por saber por donde andan y deleitarme con tu narracion!! Muy bueno!!! Besossssss y que siga el viaje!!!

Dejá un comentario...