Bartolo de cemento, nuestro hogar

Costumbre, comodidad, certeza, previsibilidad… y varios sustantivos más describen aquello que sentimos al volver, entrar y recorrer nuestro departamento, nuestro hogar. Él nos albergó por más de 5 años, bautizado como Bartolo (por la calle en la que se encuentra), y nos dio muchas alegrías. Entre sus dos ambientes y un balcón-terraza suma alrededor de 65 m2, y está ubicado en el centro neurálgico de la Ciudad de Buenos Aires.

Hogar-Bartolo-balcon

Hogar-Bartolo-sillon

El departamento cuenta con espacios amplios que hace fácil recorrer el departamento y decidimos dejarlo poco cargado: una mesa, con algunas sillas de sobra para visitas ocasionales, una cama que hace las veces de sillón, el escritorio de la compu y dos bibliotecas (uno de nuestros paseos de fin de semana era ir a una librería cerca a comprar libros usados).

Hogar-Bartolo-comedor

En el caso de la cocina, remodelada poco antes de mudarnos, nos encontramos con un tercer ambiente, increíblemente grande, bien distribuida y que daba ganas de quedarnos un buen rato en ella. Allí no nos costó ubicar lavarropas, heladera, microondas, banquetas y toda la parva de muñecos de Bien Lunáticas (microemprendimiento de Soli con su amiga, Nati). Difícilmente podamos vivir otra cocina igual, y seguramente la extrañemos mucho.

Hogar-Bartolo-cuarto

En el caso del cuarto, no hay mucho para decir, ya que es de un tamaño estándar, 3×3, y con el placard empotrado. Y sobre el baño, lo mismo, aunque también su comodidad será uno de los baluartes extrañados en esta vida rodantera que estamos comenzando.

Hogar-Bartolo-baño

En fin, librándonos de la nostalgia y cambiando aquellos sustantivos por aventura, desafíos, apuesta, proyecto… llegó el momento de desprendernos de esa mole de cemento para ir en busca de algo más, de un nuevo hogar.

One Reply to “Bartolo de cemento, nuestro hogar”

  1. Fue un buen lugar que los hizo crecer, aprender, acercarse para poder llegar a este proyecto con todo los que ese proceso implica. Estudiaste mucho, Sol te banco y te recibiste de Lic y Profe, ademas de otras hierbas. Hasta dormí una semana en el! Hay que agradecer este pasaje y AHORA BABELITA y A LA AVENTURAAAAA!!! Los quiero muchoooo y siempre estoy cerca!!! Tu mama Marite

Dejá un comentario...