La Comarca Andina y sus poblados de montaña

Después del difícil momento de dejar atrás uno de los parques nacionales más bellos, nos esperaban por delante los pueblos de montaña que se conocen como la Comarca Andina. Entre ellos, recorrimos Epuyén, El Maitén, El Hoyo (provincia del Chubut) y El Bolsón (provincia de Río Negro). Tuvimos que dejar de lado Lago Puelo por cuestiones logísticas. Aquí les contaremos cuál es la belleza que esconde este rinconcito de la Patagonia.

Luego de un fugaz paso por Cholila, llegamos a uno de los pueblos que se acuesta sobre una de las costas del lago Epuyén. De éste es que obtiene su nombre y para poder alcanzar su orilla, el pueblo tiene una distribución extraña, como alargada. El centro se ubica cerca de la ruta 40, pero tanto la costa del lago como la mayor parte de los hospedajes se distribuyen en un camino asfaltado de casi 10 km.

Lamentablemente, como no tuvimos éxito para coordinar talleres literarios, no pudimos quedarnos mucho tiempo allí y optamos por visitar las playas más cercanas del lago, en Puerto Bonito. Allí mismo hay un centro cultural y un balcón desde el cual se puede ver la parte sur de este espejo de agua.

Puerto Bonito, Epuyén, Comarca AndinaAl día siguiente, partimos hacia el segundo pueblo, El Maitén, que ya se aleja de los lagos y se esconde detrás de una ruta sinuosa y montañosa. Sin espejos de agua cerca, está casi al comienzo del extenso río Chubut y uno de sus principales atractivos es el balneario, que también hace las veces de camping y de centro de deportes. Pues hasta allí nos acercamos para parar unos días. Nuevamente, no recibimos una respuesta positiva para los talleres, ya que según para los locales es muy difícil competir con los atractivos del río (muy probablemente tuviesen razón). Entonces, una vez más y aprovechando que nuestra estadía se extendió un poco más que en Epuyén, nos dedicamos a descansar y disfrutar del paisaje.

Ante la falta de lagos, los paseos deben buscarse en los alrededores. Por ejemplo, emprendimos una caminata hasta el Cañadón de los Ensueños, que comienza en el vecino pueblo Buenos Aires Chico. Se trata de un recorrido que demanda alrededor de 4 horas y atraviesa el bosque andino, hasta llegar a una caída de agua que se estrella contra una pequeña pileta natural. Si bien su temperatura no nos permitió zambullirnos, fue el marco ideal para un almuerzo campestre bajo la sombra de los árboles patagónicos.

Cañadón de los ensueños, El Maitén, Comarca AndinaOtro punto interesante del pueblo es el Viejo Expreso Patagónico, más conocido como La Trochita. Probablemente, la mayoría haya escuchado hablar de él o haya paseado en sus vagones desde la ciudad de Esquel. En realidad, este tren, históricamente, unía dicha ciudad con el pueblo de El Maitén, pasando por el paraje de Nahuel Pan. Hoy en día, ambos trayectos no se unen, sino que son opciones complementarias para disfrutar de este tradicional paseo. En esta visita, no tuvimos la oportunidad de ser parte del mismo y tendrá que esperar a la próxima, pero aquí les dejamos la postal que adorna la avenida principal de El Maitén.

La Trochita, El Maitén, Comarca AndinaVolviendo a la ruta 40, por el mismo camino sinuoso y de montaña, llegamos al vecino El Hoyo, pueblo que también tiene salida al lago Epuyén. En este caso, nuestra visita tenía un propósito bien claro: la Fiesta de la Fruta Fina. Llegamos temprano para disfrutar de la costa del lago, más conocida como Puerto Patriada, y guardar energías para la noche. Tras recorrer 13 km por un camino en malas condiciones y con muchas subidas y bajadas, alcanzamos la orilla de este espejo de agua. Nos sorprendimos al encontrarnos con un escaso espacio para acceder “libremente”, pero eso no nos impidió volver a nadar en aguas patagónicas.

Puerto Patriada, El Hoyo, Comarca AndinaMientras disfrutábamos de ese encanto único de los lagos, nos entristecía mirar a nuestro alrededor y ver cómo un incendio, de hace casi 3 años, dejó peladas o secas las laderas de las montañas que bajan hasta el agua. Aun no entendemos la razón o las razones, pero esta zona y la del Parque Nacional Los Alerces se vuelven foco fácil para los incendios de bosques nativos. Hay muchas versiones, que no vamos a dilucidar aquí, pero que no alcanzan para justificar tal desolación e impotencia. Este año se volvió a registrar un incendio en Los Alerces y nosotros, desde este humilde lugar, no podemos más que pedir un simple favor: respetemos las indicaciones preventivas de la zona (como ser los lugares para prender fuego, los horarios habilitados para hacerlo y el apagarlo con abundante agua al finalizar) que tienen una razón de ser, aunque puedan sonar caprichosas.

comarca-andina-naturalezaEsa noche fuimos hacia el predio donde se realizaba la fiesta local y nos encontramos con una variada oferta de locales para comer al paso y precios accesibles. Con el pasar del tiempo, vamos entendiendo más cómo son las fiestas tradicionales locales y podemos discernir mejor cuáles son las que más nos agradan. Eso tiene que ver con la especificidad del evento y cómo aquel arraigo se traslada al escenario de la fiesta (como por ejemplo con la fiesta de la torta rusa o la conmemoración de la llegada de los galeses). Lamentablemente, si bien muchos puedan encontrarle el atractivo, para nosotros este caso no fue lo que estábamos buscando, sino más bien un cúmulo de variados shows musicales. De todas formas, disfrutamos de aquel momento que caracteriza a este pueblo de la Comarca Andina y al día siguiente sería tiempo de seguir recorriéndola.

Fiesta de la fruta fina, El Hoyo, Comarca AndinaDías antes, estando en Epuyén, nos habíamos dado cuenta de un inconveniente con la red eléctrica de 12 v de Babelita: lisa y llanamente no funcionaba. Notamos que estaba en corto por quemarse todo fusible que le pusiésemos, así que había que rastrear dónde podía estar el inconveniente. Hicimos las pruebas básicas pero no logramos encontrar nada. Entonces, acudimos a la red de rodanteros (Rodanteando) en busca de ayuda y José Luis, de El Bolsón, intentó asistirnos por teléfono, pero no hubo caso. Así fue que nos invitó a su casa para ver de solucionarlo juntos. Nuestro mayor temor era que el problema se alojara en los cables que están en las paredes de la casilla.

Al llegar al último poblado de la Comarca Andina, nos encontramos con plena explosión turística, repleta de gente y vehículos por doquier. Claramente, sobrábamos allí, pero la hospitalidad de José y la urgencia de nuestro problema pudieron más. Después de unos días de recorrer un poco la ciudad, nos pusimos a trabajar con José (¿dijimos “nos pusimos”? Suena a manada, ya que sólo él se hizo a la tarea) para identificar el problema. Tras algunas pruebas simples por fuera, fuimos al interior de la casilla y empezamos a desconectar y reconectar cables. Finalmente, descubrimos que los enchufes de 12 v (como el del encendedor del auto) habían quedado en cortocircuito. Directamente los anulamos, cambiamos el portafusible (y su respectivo fusible) y todo volvió a la normalidad. Quedamos inmensamente agradecidos con su ayuda y con la posibilidad de estar unos días en su casa.

Con José Luis, colega rodantero y nuestro salvador

Con José Luis, colega rodantero y nuestro salvador

Así fue que quedó una jornada para hacer el ascenso al cerro Piltriquitrón, uno de los picos más altos de la zona. A 13 km del pueblo y por un camino en mal estado, se llega a la plataforma desde la cual se accede al Bosque Tallado (cuyo costo ronda los $50), tras caminar 1000 mts en subida. Para continuar con el ascenso al cerro, no es necesario abonar la entrada. Más adelante (y más arriba), a 350 metros del Bosque Tallado, se encuentra el refugio del Piltri, a 1500 msnm. Desde allí, tras una caminata que ronda entre 2 y 2:30 hs, se llega a un vertiginoso pico que nos ubica por encima de todo el cordón montañoso, a 2260 msnm. En ese punto, se puede divisar toda la ciudad, hacia el sur se encuentran los lagos Puelo y Epuyén, y hacia el norte la ruta 40 que nos lleva a Bariloche por uno de los trayectos más bellos de esta mítica ruta.

Ruta 40, Comarca AndinaCon todos los inconvenientes solucionados y luego de una panzada de Comarca Andina, era momento de seguir rumbo al norte, hacia el siguiente parque nacional plagado de lagos, Nahuel Huapi.

 

¡Abrazos viajeros!

One Reply to “La Comarca Andina y sus poblados de montaña”

  1. Que bellos lugares y hermosas fotos!! Y bue Babelita se canso y necesitaba unos mimos!!!! A seguir viaje!! Muchos besoss viajeros y abrazos de osa!! Los quieroooo!

Dejá un comentario...