Lihue Calel, la sierra de la vida

Al fin, llegamos a un parque nacional, uno de los menos conocidos, ubicado en el medio de la provincia de La Pampa: Lihue Calel (quiere decir: “Sierras de la vida”). En nuestras anteriores vacaciones, hemos pasado por varios de los parques que hay en el país y ese contacto con la naturaleza, inmerso en una gran soledad, resulta un combo que cada tanto le viene bien al alma. Y tal fue la experiencia allí que nos quedamos 10 días.

Lihue calel cerro

Vista desde el Cerro de la Sociedad Científica

Para quienes lo conozcan, ese tiempo les parecerá exagerado. Es verdad que en un viaje, pasando por allí, uno puede destinar todo un día para visitar y recorrer lo que ofrece, para partir al día siguiente. Sin embargo, nosotros no estamos con esos planes y fuimos a buscar algo más. A modo de resumen, llegando hasta allí (por la ruta nacional 152, a 120 km de Gral. Acha si vienen del este –este trecho está bastante maltratado- y a 150 km de Gral. Roca si vienen desde la cordillera) podrán hacer: un recorrido por el Centro de visitantes, donde se explica sobre la historia, los pobladores, la flora y la fauna autóctonas; un ascenso al Cerro de la Sociedad Científica, de 590 metros de altura; y un paseo (a pie son 6 km y en auto 12 km) hasta una vieja casona de adobe de los últimos dueños en la zona, un enterratorio tehuelche (o chenque) y las pinturas rupestres que narran las historias de los pobladores históricos de esos parajes. Más o menos, todo eso lo pueden ver el mismo día. Pero si tienen tiempo, los invitamos a hacer una visita más extensa (y a seguir leyendo).

Lihue calel ruinas

De fondo, restos de la Casona.

Lihue calel guanacos

Guanacos atravesando el camping

Lihue calel pinturas rupestres

El parque cuenta con un camping organizado y gratuito, donde hay mesas, bancos, baños con agua caliente y piletas (sólo le faltan tomas de luz eléctrica). Ese espacio fue nuestro hogar y nos faltó agregar que uno puede encontrarse con visitas inesperadas. Como los baños quedan lejos (casi 150 metros), en ese recorrido te podés cruzar con un zorro curioso que te observa desde lejos a la espera de comida; una manada de guanacos que atraviesan el camping a toda velocidad; decenas de pájaros muy sociables; también hay arañas de tamaño considerable; o en las noches, en las que el silencio y la inmensidad se multiplican, hay que prestar atención para ver al zorrino, habitué de ese lugar. También nos hemos perdido de ver jabalíes, lagartijas, pumas y gatos monteses. Todo un “zoológico” al alcance de la mano (o del ojo, mejor).

Lihue calel zorro grisLihue calel zorro grisLihue calel martinetaLihue calel calandriaLihue calel guanacoLihue calel tarantulaEl zumbido del viento, o su mano que agita todo cuando se llama Pampero. El silencio sepulcral que presiona los oídos. Las cientos de millones de lamparitas que se encienden en el cielo nocturno y en él se dibuja la nube de la Vía Láctea. Las puestas de sol que encienden los riscos hasta arder. La árida llanura y el verde más verde de Lihue Calel. Se combinan en ese oasis de la vida, en medio de La Pampa, para atraer todos nuestros sentidos.

Lihue calel sierra de vidaLihue calel floresLihue calel cieloY cuando uno sigue buscando más que la más pura naturaleza, tiene al alcance a esos hombres y mujeres encargados de mantener este espectáculo inalterable, los guardaparques. En nuestra necesidad de hacer cosas y de no perder el contacto social, nos acercamos a ofrecerles una mano con lo que pudiésemos ayudar y conocimos mejor cómo es la vida en un parque nacional. Así fue que colaboramos en el armado de la planificación para un proyecto de difusión y educación ambiental que llevan a las escuelas en las localidades de la zona. También armamos un video que les sirva para mostrar en esos encuentros o para cuando los visitan en el parque. Incluso, nos invitaron para hacernos una entrevista en la radio de Puelches (centro geográfico de Argentina, que confirma el mojón que figura en la foto), donde tienen un programa (próximamente subiremos el audio). Casi como anexo de esa nota, del Canal 3 de La Pampa estaban haciendo un documental en el parque y, al parecer, les llamó la atención Babelita y nuestra interacción con los guardaparques, por lo que nos hicieron otra entrevista.

Lihue calel mojon centro

Mojón que marca el centro de Argentina.

Por último, ese lugar inhóspito fue testigo de un encuentro casual con otros rodanteros que visitaron el parque y que, luego de algunas charlas, nos invitaron a su estancia en Cipolletti. Como si se tratara de la frutilla del postre, fue otro envión anímico para seguir firmes en esta aventura, donde se nos siguen acercando puertas y los destinos son cada vez más nómades.

Ahora es tiempo de seguir viaje, por la ruta 152, hasta el pueblo más joven de Argentina, fundado en 2006: Villa Turística Casa de Piedra. Lihue calel ruta 152¡Abrazos viajeros!

2 Replies to “Lihue Calel, la sierra de la vida”

  1. Hola chicos!!! Que lindas fotos y todo lo que cuentan!!! Ademas de ser muy interesante es parte del libro de sus vidas, que yo ansió encontrar en la compu para sentirme muy cerca de ustedes y deleitarme con la manera en que lo cuentan!!!! Los felicito por su valentía, coraje y creatividad para ir atravesando todos los caminos y para encontrar ese silencio que a veces abruma y otras es un regalo para el alma. Disfruten y unanse cada día mas desde el alma y desde el cuerpo!!!
    Los quiero y extrañoooo!!! Besossssssss y abrazossss calentitos!!!

  2. Me encantó juani y sol, la descripción detallada de la experiencia permite que el lector viva lo narrado.. Hermosas fotos! Abrazos.

Dejá un comentario...