Policromía e historia en la Quebrada de Humahuaca

En la parte central de la provincia de Jujuy, se extiende una zona que guarda miles de años de historias y colores. Conocida como la Quebrada de Humahuaca, consiste en un amplio valle montañoso de más de 150 kilómetros de largo, que corre en dirección norte-sur, y se extiende desde la localidad de Tres Cruces (a 3.693 msnm) hasta Volcán (a 2.078 msnm y a 40 km de la capital jujeña). A su vez, sirve de conexión entre las otras regiones importantes de Jujuy: al noroeste la fría y desértica puna, al sur los cálidos y húmedos valles, y al este la frondosa selva de las yungas.

Los coloridos cerros son el resultado del movimiento tectónico que azotó a esta zona hace millones de años. Pero hace más de 10.000 años, los pueblos andinos han sabido encontrar en esta quebrada el escenario ideal para desarrollar su propia vida y que hoy se mantiene tan o más vigente que en sus inicios. Aprovechando la fertilidad del río Grande, que nace en los alrededores de Tres Cruces y va marcando el recorrido de los distintos pueblos de montaña, estos pobladores han logrado desarrollar distintas prácticas productivas y culturales, que siguen siendo herencia viva para los actuales habitantes. Por ser una exquisita síntesis de bellezas naturales, de patrimonios culturales y de historias que marcan la modernidad, la Quebrada de Humahuaca fue declarada como Patrimonio de la Humanidad (en la categoría de Paisaje Cultural) por la UNESCO en 2003.

Es difícil recorrer y conocer todo lo que ofrece la quebrada, por lo que hace falta mucho tiempo. Para aprovechar al máximo el viaje hasta esta zona andina, queremos compartir con ustedes un poquito de la inconmensurable variedad de colores y de historias que podrán descubrir al visitarla. De esta manera, contarán con suficiente información como para saber a dónde ir y no perderse de nada.

Un consejo importante que deberán tener en cuenta es la zona donde se ubica. A diferencia de las Yungas, que les contamos en otra nota, estos pueblos se ubican entre los 2.000 y los 3.600 msnm, es decir, que es muy probable que sufran lo que se conoce como “soroche” o mal de altura. Los lugareños han encontrado en la hoja de coca un excelente remedio para este mal y viene en distintas presentaciones: se puede mascar la hoja, chupar un caramelo, tomar un té de coca o hasta aspirar una hierba similar a ella. También nos han recomendado tomar mucho agua y no llenarse en las comidas. Toma poco acostumbrarse a la falta de aire y a la necesidad de hacer esfuerzos progresivos.

Recorriendo la Ruta 9 hacia la Quebrada de HumahuacaOtro dato a considerar es que esta zona se caracteriza por tener un clima prioritariamente soleado, por lo que se podrán aprovechar casi todos los días para salir a pasear. Pero a no olvidarse de la altura: es verdad que no hace mucho calor, pero el sol quema de día (el gorro es imprescindible) y a la noche baja mucho la temperatura. Y recuerden que el verano es la época de lluvias, por lo que los arroyos y ríos secos se llenan de agua y algunas caminatas podrían verse dificultadas. Cabe aclarar que todas las caminatas que mencionaremos a continuación las realizamos sin guías y sin abonar accesos.

Entonces, ahora sí, es momento de empezar a pintarnos con los maravillosos colores de la Quebrada de Humahuaca a través de sus pueblos de montaña.

 

Volcán y Tumbayá              

Superando apenas los 2.000 msnm, estos pueblos marcan el inicio de la quebrada. En el primero se destaca su laguna rodeada de altos y verdes cerros, mientras que Tumbayá es un ícono del sincretismo religioso entre el catolicismo y las tradiciones ancestrales de la zona.

 

Purmamarca (2.192 msnm)

Yendo desde su pequeña y pintoresca plaza, adornada por una variada feria artesanal, y del sexcentenario algarrobo que representa la subordinación del último cacique de los Purmamarcas –Viltipoco- ante el primer evangelizador castellano, nos podemos ir alejando hacia fuera y hacia arriba, para deleitarnos con el imponente Cerro de los Siete Colores y el Paseo de los Colorados, que es la contracara del primero.

Paseo de los Colorados en Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

Paseo de los Colorados en Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

Cerro de los Siete Colores en Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

Los siete colores tienen su explicación geológica:

  • Grises, verde oscuro y violáceos: rocas sedimentarias marinas (600 millones de años).
  • Morado, rosa oscuro y blanquesino: rocas cuarcitas y areniscas cuarzosas de origen marino (540 mill)
  • Del gris claro al amarillento: afloramientos de areniscas arcillosas y lulitas (505 mill)
  • Rojo: rocas con presencia de gravas y areniscas (540 mill).
  • Rojizos a rosados claros: areniscas y arcillitas más recientes (65 – 21 mill).

Feria de Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

Purmamarca, Quebrada de HumahuacaDesde este pequeño pueblo, se puede acceder al imponente desierto de sal conocido como Salinas Grandes. Siguiendo la asfaltada ruta nacional 52 y atravesando la Cuesta de Lipán, se superan los 4.170 msnm para bajar a la puna jujeña hasta los 3.450 msnm. Se trata de un importante proveedor de sal para algunas cooperativas de la zona y sus visitantes se animan a remojar los pies en los piletones para sacarlos completamente blancos.
Cuesta de Lipán, Quebrada de Humahuaca

Cuesta de Lipán, Quebrada de Humahuaca

Salinas Grandes, Quebrada de HumahuacaMaimará (2.334 msnm)

A este pueblo, que en lengua aymará significa “estrella que cae”, los cerros que marcan el amanecer y el atardecer lo pintan de colores bien especiales. Viajando sobre la RN 9 rumbo al norte y observando hacia la derecha, es la Paleta del Pintor el cerro que regala a los maimareños atardeceres policromáticos. También se puede observar desde distintos miradores que están ubicados junto a la ruta, uno de ellos señalizado con un  monolito.

Paleta de Pintor en Maimará, Quebrada de Humahuaca

Un poco al sur de Maimará, se encuentra la Posta de los hornillos, una antigua casa colonial que sirvió de posta para los viajeros del norte (como en Salta se destaca la Posta de Yatasto). Fue parada obligada en la ruta que unía el Alto perú con el Virreinato del Río de la Plata y lugar de descanso para el General Belgrano luego de las victorias en Tucumán y Salta.

Posta de Hornillos, Quebrada de Humahuaca

Posta de Hornillos, Quebrada de HumahuacaTilcara (2.461 msnm)

Junto a Humahuaca, son las dos principales ciudades de la Quebrada y puntos ideales para abastecerse de comida (la verdura en esta zona es por demás económica y de buena calidad). A su vez, se la conoce como la capital arqueológica de la provincia gracias a su conocido pucará, un fuerte en altura que está ubicado en las afueras de la ciudad y que sirvió para la defensa del pueblo, por lo que puede verse fácilmente desde la ruta. Hoy en día es un punto turístico destacado para quienes visitan la zona y un lugar arqueológico que conserva la historia de los pueblos originarios. Cabe aclarar que el monolito en forma de pirámide (que figura en la moneda de un peso) no es propio del asentamiento original, sino que fue construido luego del proceso de mantenimiento y reconstrucción de algunas casas dentro del pucará.

Pucará de Tilcara, Quebrada de Humahuaca

Huacalera (2.641 msnm)

La manera de ubicar a este pueblo en el mapa es con un particular monolito sobre la RN 9 que marca un punto por donde pasa el Trópico de Capricornio, casi a 1,5 km al sur de Huacalera. Muchos dicen que ese monolito es también un reloj solar (incluso así lo indican las guías), pero se trata de una confusión por su curiosa forma, ya que en realidad no marca horas ni minutos. Sin embargo, aprendimos que los trópicos (junto con el de Cáncer) se mueven año a año. Todos los mapas indican que el de Capricornio se ubica a los 23º 26′ 14″ de latitud sur, pero se ha demostrado que en la actualidad se está trasladando hacia el norte: pasaba sobre el monolito en la década de 1930, hoy ya está atravesando el pueblo, y se estima que en 2.000 años llegará a Humahuaca, para retornar a Huacalera en 30.000 años.

Monolito del Trópico de Capricornio, Quebrada de Humahuaca

Contábamos que el pucará de Tilcara es el turística y arqueológicamente más conocido. Sin embargo, la quebrada de Humahuaca posee muchos pucarás en distintas y estratégicas ubicaciones, pero que no están preparados para ser visitados. Este es el caso del pucará de Huacalera, que se encuentra sobre el cerro conocido como Campo Morado, al otro lado del río Grande, y ocupado quizás desde el año 1.000 en adelante. Para acceder a él, hacen falta ganas, ya que no hay senderos ni guías hasta este punto alto. Luego de varios kilómetros de caminata por un camino vecinal, se llega a la base y comienza la subida hasta lograr una vista privilegiada de todo el valle. Desde allí se pueden observar diversos restos arqueológicos que, en forma de balcones, dejan huellas de lo que fue una obra de defensa para los pobladores de la zona

Pucará de Huacalera, Quebrada de Humahuaca

Pucará de Huacalera, Quebrada de HumahuacaPucará de Huacalera, Quebrada de HumahuacaVista desde el Pucará de Huacalera, Quebrada de HumahuacaMientras que allí se defendía militarmente al pueblo, su gente solía vivir en lo que se conoce como antigales. El antigal de Huacalera, actualmente llamado “La Huerta”, desde el año 800 supo albergar a más de 2.000 habitantes en aproximadamente 400 viviendas. Al igual que al pucará, por más que hayan excursiones a caballo y recomienden acceder con guías, hasta este antigal se llega por cuenta propia y a pie sin mayores dificultades. Al otro lado del río Grande, se puede acceder por un camino vecinal que dobla y corre junto al arroyo que marca el límite sur del pueblo. Hacia el este y recostado sobre las laderas, se encuentra este pueblo que está distribuido por distintos niveles sociales: la parte inferior es la primera a la que se accede y correspondió a la mayor cantidad de población; subiendo un pequeño cerro, es otra planicie la que marca una mejor calidad en las construcciones, que mantienen sus cimientos hasta la actualidad. A diferencia de circuitos turísticamente organizados, estos restos arqueológicos se pueden recorrer con total libertad, siempre respetando las estructuras y sin llevarse ningún “recuerdo” más que alguna foto.

Antigal de Huacalera, Quebrada de Humahuaca

Antigal de Huacalera, Quebrada de HumahuacaEl pueblo de Huacalera tiene una posición estratégica dentro de la Quebrada, ya que está ubicado casi en el medio entre Tilcara y Humahuaca, pero no goza de la misma publicidad. Sin embargo, gracias a que nos pudimos hospedar allí, fue que descubrimos un destino que ofrece muchas opciones para interiorizarnos en la vida de esta pintoresca región jujeña. A modo de postal, les dejamos algunas imágenes que marcaban nuestra vista diaria mientras vivíamos en la casa de nuestro amigo Lalo.

Eureka, un oasis en la Quebrada de Humahuaca

Huacalera (7)

Nuestra vista cada mañana en Huacalera

Nuestra vista cada mañana en Huacalera

HuacaleraUquía (2.818 msnm)

Un cordón montañoso, conocido como Los Amarillos, se ubica a las espaldas de Huacalera y Uquía. Entre sus cerros, se destaca el Mesón de Yacoraite, conocido también como “la pollera de la coya”, que se puede observar desde la ruta justo sobre el puente que cruza el río Yacoraite. Es otra muestra de la policromía de la Quebrada de Humahuaca.

Mesón de Yacoraite en Uquía, Quebrada de Humahuaca

Colorida también es la formación geológica Quebrada de las Señoritas, otra de las maravillas del cordón Los Amarillos. Para recorrerla, el camino comienza en una pequeña calle junto a la iglesia, rumbo al oeste, y al llegar no existe un único camino posible, ya que siguiendo los secos arroyos nos fuimos perdiendo entre pequeños cañadones. Entre ellos, se destaca uno que está casi al final de la quebrada (en sentido norte) y que sigue hacia adentro de los cerros hasta una pequeña cascada, que se llena de agua con las lluvias. Luego, río arriba, se continúa la caminata para disfrutar de una mayor policromía, apareciendo colores como el morado, el amarillo y el ocre. Los senderos se achican y hace falta inmiscuirse en los pequeños cañadones que han dejado las lluvias y la erosión entre los cerros.

Quebrada de las Señoritas en Uquía, Quebrada de Humahuaca

Quebrada de las Señoritas en Uquía, Quebrada de HumahuacaQuebrada de las Señoritas en Uquía, Quebrada de HumahuacaQuebrada de las Señoritas en Uquía, Quebrada de HumahuacaHumahuaca (2.936 msnm)

Esta ciudad tiene sus principales atractivos en la plaza principal y bien en las afueras. Por ejemplo, sobre el edificio de la municipalidad, cada mediodía y medianoche sale la imagen de San Francisco Solano a “bendecir” al pueblo. Se trata de un muñeco mecánico que, al rítmo del Ave María, hace movimientos muy particulares sobre los curiosos visitantes. Pero el ícono de la ciudad es el “Monumento a los Héroes de la Independencia y al Ejército del Norte”, en homenaje a los indígenas de la quebrada que lucharon por la independencia, y que está en uno de los puntos más altos de Humahuaca.

Monumento a los Héroes de la Independencia en Humahuaca, Quebrada de Humahuaca

Feria en Humahuaca, Quebrada de HumahuacaHumahuaca, Quebrada de HumahuacaA 10 km, se encuentra el pequeño poblado de Coctaca y se caracteriza por los ancestrales andenes de cultivo. Éstos consisten en 14 km de andenes de piedra que sirvieron a pueblos preincaicos para realizar sus cultivos en la zona. Con una tecnología de avanzada para la época, que luego fue apropiada por los Incas y llevada a Cuzco, lograron aprovechar al máximo las oportunidades de la Quebrada: el desnivel del suelo para el riego natural, la posición de los andenes en forma transversal para aprovechar el sol de mañana y de tarde, la instalación de silos de piedra para conservar las cosechas, etc. Además, muy cerca de los andenes se podrán observar distintos aleros de piedra con pinturas rupestres. Al igual que los sitios en Huacalera, Coctaca permite recorrer los andenes y ver las pinturas con total libertad.

Andenes de cultivo en Coctaca, Quebrada de Humahuaca

Andenes de cultivo en Coctaca, Quebrada de HumahuacaPinturas rupestres en Coctaca, Quebrada de HumahuacaCoctaca (11)Luego de transitar casi 30 km, se pasa de los 2.936 msnm de Humahuaca a los 4.350 msnm del mirador del Cerro de los 14 colores (también conocido como Serranía del Hornocal). La subida es por la RP 73, en un camino de ripio que está en pésimas condiciones, y nos lleva a uno de los puntos más altos de la quebrada. Desde allí, cualquiera se deleita con esta curiosa y colorida formación rocosa que emerge de entre cerros que pudieran pasar desapercibidos. El camino es muy exigente, pero el premio merece la pena. Para ingresar, se abona un costo que varía según el vehículo (para los autos, era de $40).

Serranía del Hornocal o Cerro de los 14 colores, Quebrada de Humahuaca

Serranía del Hornocal o Cerro de los 14 colores, Quebrada de HumahuacaTres Cruces (3.693 msnm)

Contábamos al inicio que este punto marca el límite norte de la Quebrada de Humahuaca y representa la transición a la puna jujeña. El ícono de aquella zona es el Espinazo del Diablo. Al sur de Tres Cruces, la ruta 9 se adorna con esta imponente formación rocosa que se recuesta hacia el este. Se trata de plegamientos sedimentarios, de entre 1,8 y 65 millones de años de antigüedad.

Espinazo del Diablo, Quebrada de Humahuaca

Iglesias quebradeñas

El sincretismo religioso no fue un hecho casual ni lógico. La llegada y conquista de los españoles, durante el siglo XVI, marcó el destino cultural y religioso de esta zona del país. Como parte de su proceso evangelizador, la instalación de iglesias católicas durante el siglo XVII fue una de las armas más poderosas para lograr su cometido. Hoy en día forman parte del paisaje jujeño, con un estilo muy similar entre sí, y son uno de los puntos turísticos que se invitan a visitar.

  • Purmamarca: Iglesia de estilo quebradeño (1648)

Iglesia de Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

  • Tilcara: Iglesia de la Virgen del Rosario

Iglesia de Tilcara, Quebrada de Humahuaca

  • Huacalera: Iglesia del siglo XVII. Inicialmente, allí se resguardaron los restos del General Lavalle y posteriormente, después de descarnarlos en ese lugar, enterraron sólo parte de sus vísceras

Iglesia de Huacalera, Quebrada de Humahuaca

  • Uquia: Iglesia San Francisco de Paula, del siglo XVII, que guarda una serie de pinturas de Ángeles Arcabuceros, obra de la escuela Cuzqueña, realizada durante el período hispánico. Allí descansan los restos del historiador jesuita Pedro Lozano, quien fuera considerado padre de la historia científica de Argentina

Iglesia de Uquía, Quebrada de Humahuaca

  • Humahuaca: Iglesia de 1641

Iglesia de Humahuaca, Quebrada de HumahuacaCementerios de altura

Debido a una ancestral costumbre, los cementerios andinos están ubicados sobre cerros en altura, ya que de esta manera facilitan el camino de los muertos al cielo. A su vez, los colores de los arreglos florales también pintan las tumbas. La combinación de las flores y de los coloridos cerros en estos cementerios, atraen a muchos visitantes curiosos para retratarlos.

Cementerio de Maimará, Quebrada de Humahuaca

Maimará

Cementerio de Purmamarca, Quebrada de Humahuaca

Purmamarca

Cementerio de Huacalera, Quebrada de Humahuaca

Huacalera

 

Esperamos haber pintado un poco cómo podría ser una visita bastante completa a la Quebrada de Humahuaca y que todos nos animemos a disfrutarla a pleno… al menos una vez.

¡Abrazos viajeros!


Dejá un comentario...