Sarmiento de dinosaurios y troncos petrificados

Quedó atrás la provincia de Santa Cruz y volvimos a pisar tierra chubutense. Tras recorrer un primer tramo por la RN 40, la RN 26 nos llevó camino al este hasta toparnos con un enorme lago, conocido como Musters, en honor a uno de los exploradores de la Patagonia. Entre este lago y el Colhué Huapi se encuentra Colonia Sarmiento (pueblo más conocido como “Sarmiento”, a secas). Además, tiene la ventaja de estar a la vera del río Senguer y de su extenso valle, lo que también multiplica las bellas vistas acercándose hasta el lugar por la ruta 26 (aun con el mal estado de la misma).

sarmiento-rutaNos encontramos con un pueblo que cuenta con distintos lugares a conocer. Así fue que elegimos el lago Musters como el marco para nuestro primer almuerzo. El camino de ripio (de 8 km) está en mal estado y nos costó bastante llegar con la casilla rodante. Nuestra idea era acampar allí por no nos convenció la falta de reparo del viento. Aprovechamos el hermoso paisaje para degustar los tradicionales sánguches de jamón y queso, para luego retornar al pueblo en busca de un camping.

Lago Musters, SarmientoLago Musters, SarmientoAllí no hay un camping municipal, sino que cuentan con dos opciones, uno privado y otro perteneciente al sindicato de petroleros. Optamos por el segundo y nos sorprendimos al enterarnos de que (por ahora) no estaban cobrando para acampar ni para pasar el día. Sin embargo, justo en ese momento recibimos la invitación de dos grandes amigos de Rada Tilly, quienes nos hospedaron tres meses atrás. Entonces, decidimos postergar nuestra estadía por unos días y, con la promesa de unas “minivacaciones” en la costa, partimos hacia el este.

Río Senguer, Sarmiento

A la vera del río Senguer.

Tras dos semanas de playa, viento y amigos, retornamos a Sarmiento antes de seguir viaje a la cordillera. Fuimos directamente al mismo camping, que seguían sin cobrar la estadía, y nos instalamos cómodamente. Sabíamos que allí nos quedaríamos pocos días, por lo que habíamos planeado bien qué conocer. Esa misma tarde fuimos a visitar el museo paleontológico “Valle de los Gigantes”, que expone réplicas en tamaño real de los dinosaurios de la zona (especialmente, de la localidad Buen Pasto). El recorrido, así como el valor de la entrada ($15 por persona), es acotado y se conoce en detalle tamaños, estilos de vida e historia del hallazgo de cada animal.

Dinosaurios de SarmientoDinosaurios de SarmientoPara seguir nuestro camino por la prehistoria de Sarmiento y la zona, al día siguiente nos fuimos hasta el Área Natural Protegida de Bosques Petrificados. Tras recorrer 30 km (18 de ripio), llegamos al sector de ingreso, donde estacionamos y comenzamos a caminar por un sendero autoguiado. Se trata de un recorrido que dura poco más de una hora en el que se conoce la historia de la zona y cómo fue que se petrificaron los árboles que alguna vez habitaron lo que supo ser un océano y luego selvas.

Bosques petrificados de SarmientoBosques petrificados de SarmientoBosques petrificados de SarmientoPor ejemplo, aprendimos que este bosque petrificado no fue producto de erupciones volcánicas, sino que los árboles, al caer al suelo, fueron sepultados por sedimentos y conservados por un período de más de 5000 años. La petrificación, en este caso, fue por el reemplazo de los tejidos vegetales por sales minerales del sustrato que rodea a los árboles. Tanto tiempo de asentamiento (alrededor de 65 millones de años) hizo que la madera se convirtiera en piedra y mantuviera la forma original. Es por eso que hoy vemos troncos “casi” originales y bien duros.

El otro aspecto interesante está en la coloración de los cerros, también testigos del paso del tiempo. Como se ve en la imagen a continuación, figuran cinco colores y cada uno tiene su explicación (va en orden de arriba abajo):

  • Ocre: resultado de cenizas volcánicas provenientes de la formación de la cordillera de los Andes.
  • Rojo: son restos de suelos selváticos con grandes cantidades de óxido de hierro.
  • Negro: fueron suelos inundados y fondos de pantanos luego de haberse retirado el mar.
  • Verde: se trata del fondo del delta, donde se encuentran los troncos petrificados.
  • Gris: proveniente de las épocas del Valle Lunar.

sarmiento-bosques-cerrosarmiento-bosques-caminoDe esta manera, aprovechamos al máximo nuestra estadía en Sarmiento para ser parte de su (pre)historia. Nos encontramos con un lugar cuyos atractivos invitan a detener la marcha para conocerlos. Ahora es momento de remontar, nuevamente, la ruta 40 hacia el norte. Gobernador Costa nos espera.

 

¡Abrazos viajeros!

One Reply to “Sarmiento de dinosaurios y troncos petrificados”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.