Las Yungas, de Jujuy a Catamarca (Parte 2)

En la primera parte de esta nota, viajamos a distintos lugares de las yungas jujeñas. Como se trata de la provincia que ve nacer a esta ecorregión, tuvimos que destinarle más espacio. Acá seguimos con la segunda parte…

El viaje por las yungas continúa rumbo sur por el centro de la provincia de Salta, recorriendo la ruta nacional 9/34, que atraviesa ciudades como Guemes, San José de Metán y Rosario de la Frontera. Si bien la urbanización y el gris del pavimento han opacado al verde de las selvas, los costados de la ruta y las zonas no urbanizadas dan cuenta de que su presencia sigue bien vigente a los 800 msnm. Se trata de un extenso valle, atravesado por una gran variedad de ríos y es hacia los horizontes donde se observa cómo se elevan los cerros. En el caso de Rosario de la Frontera, muy cerca de la ciudad aguarda el Hotel Termal para ser visitado. Aprovechando una vertiente natural de la montaña, este espacio, administrado por el gobierno provincial, es destino para quienes realizan tratamientos en aguas y barros termales. El entorno natural es el característico de las yungas en altura, rodeado de una gran variedad de árboles.

Las yungas en SaltaLas yungas en Rosario de la FronteraAdemás del parque Calilegua en Jujuy, la provincia de Salta cuenta con dos parques nacionales que también protegen zonas de yungas: Baritú (al norte, sobre la RP 19, cerca del límite con Bolivia) y El Rey (en la zona central, sobre la RP 20, cerca de la localidad de Lumbreras). La particularidad de éstos es su difícil acceso. En el caso del primero, sí o sí hay que cruzar a Bolivia por Aguas Blancas y seguir la RN 1, hasta La Mamora, donde se cruza un pequeño puente para reingresar a Argentina y recorrer casi 60 km de ripio hasta el parque. En el caso del PN El Rey, son casi 50 km de ripio desde la RP 5, camino que atraviesa varios vados y ante crecidas es imposible llegar (o salir) al parque. Por estas razones, no pudimos conocerlos y quedaron pendientes para otro viaje.

Otra manera de observar un paisaje de yungas, y de paso salir a recorrer los Valles Calchaquíes, es recorrer la Cuesta del Obispo. En los primeros kilómetros de la RP 33, luego de pasar por El Carril, se atraviesa la imponente Quebrada de Escoipe y la densidad de las selvas hacen cada vez más pequeña la ruta. Mientras se coienza a ascender, éstas van desapareciendo, dejando paso a arbustos de menor tamaño, que toleran mejor los vientos y la falta de agua.

Las yungas en SaltaLas yungas en SaltaPor su parte, la provincia de Tucumán está prácticamente atravesada por las yungas, razón que explica el eslogan que la ha hecho famosa: el jardín de la república. Entonces, es casi imposible transitarla sin ver verde a nuestro alrededor. Y en el extremo oeste, justo delante del cordón montañoso Nevados del Aconquija, es el Parque Nacional Campo de los Alisos el que protege la zona de yungas en la provincia. Se encuentra a 30 km de Concepción (de los cuales 12 km son de ripio), recostado sobre la ladera oriental de los Nevados del Aconquija, entre los ríos Jaya y Las Pavas. El puente se ha caído hace unos años y existe un acceso que cruza un vado un poco antes, sino hay que atravesar el río a pie. Nosotros fuimos malinformados, desconociendo dicho vado, y el río estaba caudaloso, pero pudimos cruzar sin mayores inconvenientes.

Las yungas en PN Campo de los AlisosA diferencia de otros parques nacionales, tiene la particularidad de cubrir una amplia variedad de alturas, que va desde los 800 msnm en su acceso hasta más de 5300 msnm en su extremo occidental. En esa vasta extensión, no sólo protege zonas de yungas, sino también estepas altoandinas, sitios arqueológicos y la cuenca hídrica de los ríos que lo atraviesan. Esto, lógicamente, influye en los climas, las temperaturas y los paisajes que se pueden apreciar recorriéndolo de punta a punta.

Las yungas en PN Campo de los AlisosAl llegar al centro de informes, nos encontramos con un camping agreste muy bien acondicionado. La única advertencia que brindan los carteles es que ante fuertes tormentas, es obligatorio dejar el camping ante el posible riesgo de quedar varados dentro del parque.

Desde ese punto comienzan los distintos senderos. Si bien no son muchos, permiten apreciar los paisajes característicos de las yungas, especialmente de la zona de selva montana:

  • Interpretativo: durante 800 m se puede observar la flora propia de la selva montana y conectar con el sendero que sigue.
  • Puesto Los Chorizos: con su extensión de 4,5 km, atraviesa algunos arroyos y se recorre la densa y húmeda selva de las yungas.
  • La Ciudacita: se trata de los restos arqueológicos de un sitio muy significativo para las actividades incaicas en el noroeste argentino y es el ícono representativo de este parque. Como contábamos, existe una gran variedad de alturas y este sitio está ubicado entre los 4400 y los 5000 msnm. Se puede acceder, pero implica un recorrido de casi 50 km de constante ascenso, para el cual no fuimos preparados. Seguramente volveremos para completarlo…

Las yungas en PN Campo de los AlisosAl observar cuál es la enorme extensión de las yungas sobre el noroeste, ver que éstas atraviesan o rodean a las capitales de la zona (San Salvador, Salta y San Miguel) y que sus alturas sobre el nivel del mar son relativamente bajas, es que comprendemos por qué su clima es más bien cálido, húmedo y lluvioso. El caso de San Miguel de Tucumán es paradigmático en este sentido, al encontrarse a tan sólo 500 msnm y haciendo de sus veranos una época casi insoportable, mezclándose con fuertes temperaturas, altísima humedad y escasez de viento para refrescar.

Las yungas en CatamarcaSi uno sigue la línea de las yungas, éstas comienzan a desaparecer sobre el este de la provincia de Catamarca. En los alrededores de la capital, hacia el norte se elevan las sierras de Ambato, escondiendo entre cerros a distintas villas de montaña que se han vuelto el destino turístico por excelencia de los mismos catamarqueños. Entre ellas, se destacan El Rodeo, La Puerta y Los Varela. En promedio, van desde los 800 a los 1400 msnm y parecieran representar el típico paisaje serrano (similar a la provincia de San Luis o de Córdoba). Sin embargo, aquí también se encuentra el exuberante verde en las laderas montañosas y ello se debe a la presencia de las yungas, aunque en forma disminuida con respecto a las otras provincias. Lo más curioso es que ninguna de estas localidades se hace eco de formar parte de la zona de Yungas, sino más bien hacen foco en un ambiente serrano, atravesado por diversos ríos y recostadas sobre laderas de las montañas. Sus cerros verdes y boscosos muestran los últimos rastros de las yungas, que comienzan a perderse hacia el sur, en el límite con la provincia de La Rioja.

Las yungas en CatamarcaLas yungas en CatamarcaLa RP 1 nace en la capital y corre junto al río del Valle, ensanchándose justo en el dique Las Pirquitas, que genera el mayor espejo de agua de la provincia, enmarcado por las serranías del Gracián. Un poco más al norte se encuentra La Puerta, que se caracteriza por su gran variedad de playas sobre el mencionado río, hasta lograr un piletón natural junto al camping municipal, mejor conocido como “El remanso”.

La otra opción es atravesar la paisajística RP 16, que acompaña el río Ambato, hasta desembocar en El Rodeo. Nos animaríamos a decir que se trata de una villa eminentemente turística para el catamarqueño pudiente, lo que se evidencia con la gran cantidad y evidente calidad de las casas vacías, a la espera de un fin de semana o de las vacaciones para estar ocupadas. Recorrer sus calles es un desafío para no perderse gracias a la incontable cantidad de puentes que conectan al mismo pueblo para sortear tres cursos de agua que lo surcan. A diferencia de los otros destinos, si bien no ofrece las playas de La Puerta, éste es el que más opciones brinda: ascenso al Cristo redentor sobre el cerro Huayco, al cerro Manchao (con sus 4558 msnm es el más alto de las sierras) o al Pelada de Fraile (para estos últimos dos debe realizarse con guía).

Las yungas en CatamarcaEn el caso de Catamarca, aprovechando que tienen el último tramo de yungas, que si bien tiñe de verde las sierras, el clima no aqueja a los visitantes con sus calores y su humedad. Por ello, nos encontramos con un destino que ha sido explotado turísticamente bastante más que el resto de las zonas. A su vez, tiene la particularidad de no contar con ningún parque nacional y que las reservas provinciales no protegen a dicho ecosistema.

Las yungas en CatamarcaArrancamos esta nota confiando que recorrimos las yungas casi sin darnos cuenta de que estábamos atravesando esa ecorregión. Hoy podemos contar cómo es vivir en una zona que concentra una de las mayores biodiversidades de flora y de fauna de nuestro país. También se trata de una zona que se combina con la herencia cultural e histórica que se mantiene viva hasta la actualidad, representada en distintas comunidades que habitan (o habitaron) las mismas yungas. Insistimos con que viajar de esta manera, disfrutando y aprendiendo de nuestro entorno, contextualizándolo en sus aspectos biológicos, históricos y culturales, permite ser parte del paisaje de una manera más íntegra y profunda. Por eso, los invitamos a no quedarse tan sólo con la foto de una bella panorámica, sino también a seguir viajando con los cinco sentidos y estar alertas para que muy poco se nos escape. Hasta la próxima aventura, allá por la Quebrada de Humahuaca.

 

¡Abrazos viajeros!


6 Replies to “Las Yungas, de Jujuy a Catamarca (Parte 2)”

  1. nomades !!!!!!!! estan en Ledesma ? estan en la BELLISIMA PROV DE JUJUY ?????????? mmmmmmmmmmmmmm ! nos encantò conocer Jujuy !

    • Hola Stella! No! Tenemos esa sección desactualizada, ya lo corregimos! Estamos en el noroeste de La Rioja, en Vinchina, bien cerca de la cordillera y del carnaval chayero. Abrazos viajeros y gracias por el aviso!
      PD: Jujuy estuvo hermosa, la recorrimos de punta a punta y pasamos por todas sus regiones.

  2. “……Insistimos con que viajar de esta manera, disfrutando y aprendiendo de nuestro entorno, contextualizándolo en sus aspectos biológicos, históricos y culturales, permite ser parte del paisaje de una manera más íntegra y profunda……” SI CHICOS, les robo este pedacito y me lo llevo en el corazòn.

  3. Que belleza!! Gracias por compartir y contarnos tantas cosas de nuestra querida Argentina!! Hoy mas que nunca que estamos con tantos problemas y situaciones tirantes, Recordar la simpleza y belleza de la naturaleza. Bellos en la foto de la portada!!!!! Me gusto mucho el cambio!!!!

Dejá un comentario...